Comience con el Código

Nuestro Código es una declaración pública de quiénes somos y de los estándares que esperamos en nuestro trabajo diario.

El Código está organizado por actividad laboral, en lugar de por área de derecho. Debe tomar el Código como un punto de partida para obtener orientación, especialmente cuando esté realizando actividades que no le son familiares. Usted es responsable de conocer los requisitos del Código que se aplican a su trabajo. Si usted sabe o sospecha que la ley local establece estándares diferentes de nuestro Código, esperamos que siga el estándar más alto.

El Código se complementa con este código electrónico interactivo, que está a disposición de los empleados de Albemarle en sus computadoras y teléfonos inteligentes. Este código electrónico establece requisitos específicos para cada tipo de actividad laboral, con enlaces a políticas de apoyo y detalles sobre cómo obtener más información si tiene preguntas. Se espera que todos los empleados se familiaricen con este código electrónico.

¿A quién se aplica el Código?

El Código se aplica a Albemarle Corporation, todas las entidades controladas por Albemarle y a sus respectivos empleados, funcionarios y directores. 

También esperamos que los proveedores, contratistas, agentes, distribuidores y cualquier otro que actúe en nuestro nombre estén familiarizados con nuestro Código y cumplan con el Código de conducta para socios comerciales de Albemarle y las políticas aplicables.

Buscamos influir en nuestras empresas conjuntas no controladas, y en nuestros socios en esas empresas conjuntas, para garantizar que la empresa conjunta adopte requisitos similares a los de este Código y nuestras políticas.

Tomar la decisión correcta

El Código no puede abordar todas las situaciones que pueda enfrentar en sus actividades diarias.

Cuando no esté seguro de lo que debe hacer, hágase las siguientes preguntas antes de actuar:
  • ¿Está en riesgo mi salud y seguridad o la de otras personas?
  • ¿Estoy actuando de acuerdo con nuestros valores centrales, este Código, nuestras políticas y la ley aplicable?
  • ¿Estoy autorizado a realizar esta actividad?
  • ¿Me siento cómodo haciendo esta actividad?
  • ¿Qué pensarían mis colegas de trabajo, amigos o familiares si supieran lo que pretendía hacer?
  • ¿Me sentiría cómodo si mis acciones aparecen en la primera plana de un periódico?
  • ¿Atraerá la actividad comentarios adversos en las redes sociales?

A veces nuestro trabajo no sale según lo planeado. Por ejemplo, se retrasa o rechaza la solicitud de un permiso, o no se cumple un objetivo de producción o ventas. En esas situaciones, cuando crea que está bajo presión, es aún más importante detenerse y reflexionar sobre estas preguntas.  Correr riesgos o economizar esfuerzos no es la respuesta. Es importante que tomemos la decisión correcta en cada situación.

Si alguna vez no está seguro acerca de cómo manejar una situación en particular, deténgase y busque ayuda. No está solo.

Hacer preguntas

El código electrónico proporciona acceso a orientación adicional, preguntas frecuentes, políticas y procedimientos para cada sección. Además, siempre puede obtener ayuda de:

Responsabilidad por nuestras acciones

Para defender nuestros valores fundamentales es importante que todos asumamos responsabilidad por nuestras acciones. 

La forma en la que realiza su trabajo es una parte esencial de su desempeño en Albemarle. Esto incluye no solo cómo aplican nuestros valores centrales y este Código en su trabajo diario, sino también cómo apoyan a otros que son responsables de realizar capacitaciones, monitoreos, auditorías o investigaciones.

Cualquier violación del Código, las políticas de la Compañía o las leyes aplicables puede dar lugar a una acción disciplinaria que hasta podría incluir la finalización de la relación laboral. La Compañía también puede denunciar voluntariamente un comportamiento potencialmente ilegal a las autoridades de aplicación locales.  

Mantener el Código en forma

Poner en práctica nuestros valores fundamentales requiere valentía para hacer lo correcto, especialmente en las circunstancias más difíciles.  Esa valentía se forma más fácilmente cuando construimos buenos hábitos en nuestras rutinas diarias.

  • Complete la capacitación que se le asignó dentro del plazo requerido.
  • Obtenga las aprobaciones requeridas por el Código y las políticas.
  • Actúe dentro de sus niveles de autorización.
  • Asegúrese de que los contratos que negocie con clientes, proveedores y otros socios comerciales estén firmados por todas las partes.
  • Envíe las facturas y los reclamos de gastos comerciales a tiempo y con la documentación de respaldo completa.
  •  Clasifique y gestione los documentos que cree o reciba.
  •  Vuelva a leer los correos electrónicos y documentos antes de enviarlos para asegurarse de que transmitan claramente el mensaje deseado.
  • Haga preguntas si no está seguro de qué hacer.
  • Hable sin temor si algo no se siente bien.
Menú